jueves, 5 de marzo de 2015

Exposición


 














Bonadies & Olavarría



LA BESTIA Y EL SOBERANO
 

del 19 de marzo al 30 de agosto de 2015
Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, España
 http://www.macba.cat/ 
                                                                 
del 16 de  octubre al 17 de enero de 2016
Württembergischer Kunstverein (WKV) Stuttgart, Alemania
 
Esta exposición explora cómo las prácticas artísticas contemporáneas cuestionan y deshacen la definición occidental y metafísica de la soberanía política: el modo en que estas proponen maneras de entender la libertad y la emancipación que exceden el marco de la autonomía individual, así como la forma moderna del Estado-nación.

La exposición toma el título del último seminario impartido por Jacques Derrida en 2002-2003, dedicado a analizar los límites de la soberanía política en la tradición metafísica. La bestia y el soberano encarnan, para el filósofo francés, las dos figuras alegóricas de lo político que se han situado históricamente más allá de la ley: la bestia supuestamente desconocedora del derecho y el soberano cuyo poder se define precisamente por su capacidad de suspender el derecho. Esta división ontoteológica produce una serie de oposiciones binarias de género, clase, especie, sexualidad, raza o discapacidad que estructuran relaciones de dominación. Por un lado, la bestia entendida como animalidad, naturaleza, feminidad, el sur, el esclavo, el sitio colonial, el sujeto no blanco, lo anormal. Por otro, el soberano que representa lo humano o incluso lo sobrehumano, Dios, el Estado, la masculinidad, el norte, el sujeto blanco y sexualmente normal. ¿Cómo pensar la soberanía más allá del poder? ¿Cómo producir soberanía cuestionando estas relaciones de dominación?

Con obras de Efrén Álvarez, Ángela Bonadies & Juan José Olavarría, Inés Doujak and John Barker, Juan Downey, Edgar Endress, Oier Etxeberria, León Ferrari, Ghasem Hajizadeh, Julia Montilla, Ocaña, Mary Reid Kelley, Jorge Ribalta, Wu Tsang, Stefanos Tsivopoulos, Viktor & Yelena Vorobyeva y Sergio Zevallos entre otros.

Comisarios: Hans D. Christ, Iris Dressler, Paul B. Preciado y Valentín Roma.
 

Exposición organizada y coproducida por el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) y el Württembergischer Kunstverein (WKV)  Stuttgart.

domingo, 20 de julio de 2014

The White Elephant

 
 

 
 
 
 

Der Weisse Elephant

Susanne Winterling with Ángela Bonadies & Juan José Olavarría

Exhibition: from 12 th July to 17 August 2014
 
Supported by Goethe - Institute Caracas


 

After the Butcher    www.after-the-butcher.de
Showroom for contemporary art and social issus
Spittastr.25 - 10317 Berlin, Germany






S-Bahn: S5, S7, S75 to Nöldnerplatz, 53 to Rummelsburg
Tram: 21 to Markstrasse, Bus: 169 to S-Bhf. Nöldnerplatz, 194 to Rummelsburg





El Elefante Blanco

Susanne Winterling con Ángela Bonadies y Juan José Olavarría
 
Exposición: 12 de julio / 17 de agosto 2014
 
Con el apoyo de Goethe - Institute Caracas
 
 
After the Butcher  www.after-the-butcher.de
Sala de exposición de arte contemporáneo y asuntos sociales
Spittastr.25 - 10317 Berlín, Alemania

 


 

martes, 8 de julio de 2014

Invitación / Invitation

The White Elephant

Susanne Winterling with
Ángela Bonadies & Juan José Olavarría

Opening: 11 th July at 7 pm
Exhibition: from 12 th July to 17 August 2014
Opening hours only by appointment:
48 (0) 160 2586385

Finissage with film screening
17 th August from 3 pm
 
Supported by Goethe - Institute Caracas





After the Butcher    www.after-the-butcher.de
Showroom for contemporary art and social issus
Spittastr.25 - 10317 Berlin, Germany

S-Bahn: S5, S7, S75 to Nöldnerplatz, 53 to Rummelsburg
Tram: 21 to Markstrasse, Bus: 169 to S-Bhf. Nöldnerplatz, 194 to Rummelsburg







El Elefante Blanco

Susanne Winterling con
Ángela Bonadies y Juan José Olavarría


Inauguración: 11 de julio / 7:00 pm
Exposición: 12 de julio / 17 de agosto 2014
Horario de apertura sólo con cita previa
48 (0) 160 2586385

Finissage con proyección de cine:
17 de agosto de 2014 a las 3:00 pm.

Con el apoyo de Goethe - Institute Caracas
  
After the Butcher
Sala de exposición de arte contemporáneo y asuntos sociales
Spittastr.25 - 10317 Berlín, Alemania

www.after-the-butcher.de

 

viernes, 6 de junio de 2014

El elefante blanco

video



La estuvimos observando durante mucho tiempo por fuera
y especulamos sobre su forma.
 
La retícula impactada representaba una promesa que se había agrietado o era ficticia
y mostraba en su superficie la polémica entre abstracción y figuración.
 
Hicimos varios intentos por entrar,
pero vinieron las lluvias y como siempre: la marea fue revuelta.
Ella también colapsó, claro, como tantas otras en el territorio.
 
Finalmente nos recibió una compuerta roja destartalada
por la que entramos en su cuerpo e hicimos recorridos.
 
El punto de partida fue un desierto de concreto,
una impresionante estructura amplia y limpia,
simétrica y de alto alcance,
que conecta varios órganos del animal,
de donde surgen huecos repetitivos que se reducen hacia el cielo en perspectiva
como una columna vaciada o invertida.
 
Y hacia las tripas se vuelve a asomar la pugna entre figuras y sombras,
entre la realidad y la ficción,
con vehículos y componentes que mezclan décadas y calidades.

Amplio, mucho más que todo lo demás, el estómago de la bestia,
custodiada toda por dientes afilados, como en una cárcel, iglesia o cuartel.
 
Muchas cosas a la vista y otras opacas
y las brutales desproporciones acentuadas mientras ascendíamos
aquella catedral perforada por la que se pueden ver yuxtapuestas capas de sentido.

Varios momentos y el “eterno inacabado” que preocupaba a Simón Rodríguez
cuando apuntó “las cosas han de estar a medio hacer mientras se están haciendo”
 
y ahí respira la bestia-catedral de clima cálido de Sociedades Americanas.
 
Encontramos signos de cierta “perseverancia” del trópico,
como sucede siempre bajo las arterias viales de nuestra suramericana vida,
donde surgen plantas y árboles tercos y torcidos entre las grietas y juntas,
como “en el corazón de las tinieblas” pero en selva de concreto,
el verde se cuela y cuelga como esquinado o sorpresivo buscando luz.

Aparecen espacios de una precariedad angustiosa, como un final de historia o “shoá”.
Síntomas endémicos que quedaron por décadas en la misma posición
y cosas que “han de estar a medio hacer mientras se están haciendo” para siempre.
 
Caminamos en la prehistoria cultural, esto impresiona,
en un viaje en el espacio y uno más largo en el tiempo, remoto.
 
La historia construida y vuelta a caer representada
en un casi joven cuerpo enorme y robusto con fracturas en toda la osamenta.
 
Orgánico y patológico, con marcas de intervenciones y cortes,
la gran ballena blanca herida en traducción local,
el gran elefante blanco firme y arrasador como escenario de pugnas.
 
Y aún, la mirada romántica y exótica encantada con el sistema mágico religioso,
con el lejano e indomable animal de prehistorias sociales,
con las construcciones tribales del espacio dentro de la bestia,
con el corazón jerárquico del cacique coronado y con los súbditos de la nada.
 
Con un  estado de cosas inacabadas y sin nombre.
 
Aún cierta mirada de algunos por los binoculares de la civilización
que aplauden los relatos lejanos de asesinatos y violaciones,
que aquí sólo llevan al poder disfrazado de dogma de fe,
al estómago que no mastica sino ingurgita, a los ojos que dan órdenes y clasifican.
 
Dentro: clases sociales, jerarquías, exclusiones, misiones falsas
y es de cientos y miles la necesidad de instalarse bajo techo.
 
La bestia se disfraza de terreno horizontal, en camuflaje participativo.
Pero en verdad, una sola cabeza que designa lo que sí y no tolera
y uniforma, como en todo el territorio, el lado que controla.
 
Lo demás en el organismo es repelido o confinado a un estado “otro”.
A un estado excepcional que puede durar mil años.
A un espacio-país que hace de la bestia: la casa
y de los designios alucinados del pastor-capitán de almas: la ley.



Ángela Bonadies & Juan José Olavarría
2013 - 2014